Related Posts with Thumbnails

15 diciembre 2016

Como organizar la nueva huerta

Poco a poco más y más gente comienza a cultivar sus propias verduras, hierbas aromáticas y más. Pero para poder hacerlo en nuestro hogar, debemos planificar y organizar muchas cosas. Es importante planificar desde el principio para asegurarse de que todas sus plantas que cultivaremos contarán con las condiciones y recursos necesarios para su crecimiento. Si no efectuamos esa planificación nuestro sueño puede transformarse en una verdadera pesadilla o frustarnos en poco tiempo. 

Hoy te proponemos que tomes nota de estos tips para poder planificar de forma fácil y rápida tu nuevo huerto en casa. Verás lo bueno que es planificar y, a su vez, es una bonita actividad familiar. Para efectuar la planificación necesitarás contar con dos cosas básicas: 

Papel cuadriculado para diseño o un software para planificar. 
Un bonito espacio en tu jardín, con sol suficiente y que tenga un buen suelo con materia orgánica.

Conforme a tu espacio y las características del mismo podrás elegir el método de cultivo. 

Primer paso: debemos hacer un gráfica donde observemos la cantidad de espacio disponible, verdaderamente y a conciencia, para cultivar. Como dijimos antes, podemos hacerlo sobre papel, con un software de jardinería y hasta en una planilla de cálculo de Excel. 

Segundo paso: con nuestro diseño listo, tenemos que salir y observar en vivo el espacio que pensamos destinar a nuestra huerta. Debemos ver los lugares de sombra, los del pleno sol y, a su vez marcarlos en nuestro diseño. No olvidemos nunca los puntos cardinales! 

Tercer paso: ahora llegó el momento de armar una lista de las verduras y hierbas que queremos cultivar. Conforme a esta lista, y tendiendo en cuenta las condiciones que cada una necesita de luz, sol directo, si necesitan tutores o soportes, etc, las ubicaremos en nuestro diseño del jardín. 

Cuarto paso: no menos importante, una vez que hemos realizado lo anterior, tenemos que tener en cuenta el tamaño final que tendrán a su crecimiento. 


Quinto paso: con lo anterior listo, podemos ahora determinar la cantidad de semillas/plantines que podremos cultivar conforme al espacio y todas sus necesidades como sol, riego, luz, etc. 

Sexto paso: es bueno ubicar las verduras que crecen en altura teniendo en cuenta los puntos cardinales y el movimiento del sol, de modo tal que al cultivarlas no le den sombra a otras plantas. Es bueno para esto ubicarlas en los extremos, por ejemplo el norte u oeste, dependiendo de la zona en que vivimos. A partir de éstas colocaremos el resto de las verduras que no crecen tanto en altura o que lo hacen a nivel del suelo. 

Séptimo paso: colocaremos los vegetales y hierbas que sufren con el sol o calor a la sombra de las verduras altas, por ejemplo la espinaca y las coles. 

Octavo paso: debemos tener en cuenta las épocas de crecimiento para combinar las verduras entre sí. Y debemos tener presente nunca colocar plantas que pueda inhibir el crecimiento de otras. Ejemplo de esto es: las patatas no deben estar cerca de los tomates; las arvejas o similares no deben estar cerca de las cebollas; ni el brócoli debe ser plantado cerca del eneldo. 

Fotos: amazinginteriordesign.com ; loid.net

13 diciembre 2016

Como refrigerar alimentos sin electricidad en el hogar

El refrigerador es uno de los aparatos eléctricos que más energía consume en el hogar. Sin embargo, para aquellos que están dispuestos a realizar un esfuerzo por el cuidado del medio ambiente y, al mismo tiempo, deseen ajustar un poco sus gastos, hay una solución muy simple de realizar. 

Un invento desarrollado por Mohamed Bah Abba, un profesor que habita en el norte de Nigeria, lleva como nombre “Pot In Pot”, y fue elaborado con el fin de servir a casi un 90% de aldeas en aquel lugar, que no poseen electricidad. A través de esta ingeniosa y novedosa idea, es posible refrigerar y mantener los alimentos por más tiempo, sin electricidad. 

Pot In Pot es posible de realizar poniendo un macetero pequeño, dentro de otro más grande, procurando que quede suficiente espacio entre ellos, por lo que sus tamaños deben ser lo suficientemente diferentes. 

En ese espacio que queda, se debe colocar arena mojada en cantidad suficiente, como se muestra en la imagen. Al interior del macetero más pequeño van los alimentos que deseen conservarse y, en la parte superior, debe ponerse un paño humedo. Puedes utilizar un paño de cocina o una toalla, pues absorben mejor el agua y se mantendrán húmedos por más tiempo. 

Cuando ocurra el proceso de evaporación del agua, se extraerá el calor que se almacene dentro del macetero, lo que provocará una baja de la temperatura interna y se generará el refrigerado natural de tus alimentos. 

La prueba de Pot In Pot demostró que los alimentos perecibles que duraban alrededor de 3 días antes de comenzar a descomponerse, al ser conservados de esta forma, prolongan su buen estado hasta durante 3 semanas completas… ¡Realmente impresionante! 

Con este invento, Mohamed Bah Abba ganó los Rolex Awards, premios que destacan el concepto “living in harmony” (vivir en armonía) y se adjudicó 75 mil dólares, gracias a su buenísima idea. 

 Ya ves cómo con poquísimos recursos, pero buena disposición, puedes lograr excelentes resultados y cooperar con el cuidado de nuestro planeta, que hoy, más que nunca, lo necesita.

10 diciembre 2016

Blusas hermosas







08 diciembre 2016

Trufas de coco sin azúcar añadido

Volvemos con las recetas sin azúcar,en esta ocasión unas Trufas de coco con leche condesada casera sin azúcar.Para que éstas Navidades no se quede nadie sin probar los tradicionales dulces de estas fechas. 

 Para preparar las trufas nos hace falta leche condensada sin azúcar,seguro que en el mercado existe alguna marca,pero esta vez la vamos ha preparar en casa con la mínima complicación. 

Primero que todo prepararemos la leche condensada de la siguiente forma.

Ingredientes 

200 gr de leche en polvo desnatada
 180 gr de agua
 15 gr de edulcorante líquido o a gusto

 Preparación 

 Ponemos la leche en polvo y el agua en el vaso de la thermomix. Programamos 10 minutos a velocidad 3, a 90º. Cuando termine añadimos el edulcorante, mezclamos unos segundos a la misma velocidad. Sacamos y dejamos enfriar un poco en un bol,no mucho por que espesa bastante. 

Si queremos de forma tradicional solo tenemos que seguir los mismos pasos, pero en una cazuela a fuego suave y sin dejar de remover hasta que espese. 

Ingredientes para la trufas

100 de leche condesada sin azúcar
 50 gr de coco rallado + para el rebozado 
Una pizca de ralladura de naranja o limón (opcional)

Preparación

Mezclamos el coco, la leche condensada y la ralladura si optamos poner hasta que esté todo bien incorporado. Dejamos enfriar en la nevera hasta que la masa este fría por completo. Formamos las trufas y las rebozamos con coco rallado. Una vez rebozadas las colocamos en cápsulas y dejamos en la nevera para que reposen. Mejor de un día para otro. 

Nota:
La cantidad del edulcorante puede variar según marca o si usamos edulcorante líquido o en polvo.Si veis que queda la masa muy blanda añadir un poco más de coco rallado.

Unas trufas deliciosos que no tienen nada que enviar a las elaboradas con azúcar

Fuente: Marrón-Glacé

06 diciembre 2016

Cómo realizar un gel antibacterial casero

Las necesidades de disponer de un gel antibacteriano se vuelven muy importantes porque nuestra manos están en contacto directo diariamente con sustancias químicas, microbios y muchos otros tipos de bacterias que pueden resultarnos perjudiciales para nuestra salud. 

Por esta razón, Vida Lúcida te proporciona información para que puedas realizarlo tú mismo. En el mercado puedes encontrar muchas opciones, y si bien no conllevan un peligro, consideramos que un gel antibacterial creado en tu propio hogar, puede contener ingredientes extras que le aporten beneficios saludables, además de la simple limpieza, como aromas, textura, menos impacto químico y demás beneficios para la piel. 

El gel desinfectante es recomendable para la higiene de las manos.

También te resultará facil de llevar contigo, evitando así, llevar tus manos sucias luego de tener contacto con barandales, manijas de puertas y otros objetos de la vía pública que pueden estar sucios.

La manera de aplicarlo es lo que lo vuelve práctico, ya que su secado es casi instantaneo y no requiere enjuagues, sólo basta con refregar tus manos entre sí. 

Los virus tienen un tiempo de duración en superficies duras como muebles o bancos de un día. En telas, pañuelos o papel, pueden vivir varias horas. Los virus, en nuestras manos tienen una vida de unos pocos minutos, pero si durante ese breve tiempo te llevas las manos a la nariz o a los ojos, puedes contraer la enfermedad. 

Elaboración del gel antibacterial casero.

Los ingredientes que vamos a utilizar son completamente naturales y no te serán difíciles de encontrar. Puedes encontrarlos tanto en tiendas naturales, como en farmacias o perfumerías especializadas donde vendan aceites esenciales. 

El elemento básico que no debe faltarnos es ante todo el aceite del árbol del té. La importancia del aceite del árbol del té es que es su poder anti-bacteriano, anti-microbiano y anti-viral. También este aceite hará que el gel pueda durar más tiempo 

Ingredientes para la elaboración del gel:
 Un dosificador.
Entre 7 y 10 cucharadas soperas de extracto de Aloe Vera
Aceite esencial de lavanda, unas entre 10 a 15 gotas.
De 15 a 20 gotas de aceite del árbol del té.
5 a 8 gotas de aceite esencial de eucalipto, o aceites esencial que tu dispongas para darle aroma.

Realización del gel antibacterial Se debe extraer la parte interna de las hojas del aloe vera, e incluirlo en un recipiente, luego de allí extraemos las cucharadas que necesitamos para la receta. 

Esto se añade en un recipiente donde posteriormente añadimos los aceites esenciales, de a uno.

Deberemos mezclar todas las sustancias y variar la cantidad de aceites esenciales para conseguir una consistencia más o menos líquida.

Fuente: Vida Lucida

03 diciembre 2016

Hermosa chaqueta

Que hermoso, quién se anima a tejerlo?






01 diciembre 2016

Cómo preparar hallacas vegetarianas (receta paso a paso + tips)

Sobre su hallaca vegetariana, la chef Valentina Inglessis comenta: “La historia de esta hallaca es que es el resultado de varios experimentos con otras hallacas en las que ensayé con gluten o con proteina de soya, champiñones, garbanzos, e incluso jugo de tamarindo en lugar de vino. pero la receta que te estoy enviando, es la ultima que desarrollé hace dos años y es con la que me quedo Sabe a navidad, es sabrosa, ligera y bastante gastrobotanica”. Aquí está la receta 

Ingredientes sofrito 

Cebolla 2,0 Kg 
ajoporro 1,5 Kg 
cebollín 600 g 
ajo 100 g 
pimentón rojo 1,5 Kg 
ají dulce rojo 400 g 
encurtidos en mostaza frasco pequeño 
salsa inglesa frasco 450 ml 
papelón 250 g 
vino Sagrada familia 600 ml 
canela en polvo c/n 
clavitos en polvo c/n 
aceite vegetal 1 lt 
comino c/n 
Caldo vegetal 

Ingredientes relleno 

Berenjenas 2,0 
kg calabacín 800 g 
vainitas 800 g 
zanahorias 600 g 
acelgas 2,0 kg 
coliflor 1,5 kg 
papas 1,5 kg 

Ingredientes adorno 

Pimentones rojos 1,5 kg 
cebollas pequeñas 600 g 
encurtidos 150 g 
alcaparras 100 g 
aceitunas rellenas 300 g 
mazorcas de maíz 1,5 kg 
cilantro en rama 250 g 
pasitas 200 g 
ají dulce rojo 350 g 

Ingredientes masa 

harina de maíz precocida 3,5 kg 
aceite 1/2 l. 
onoto 30 g 
papelón 150 g 

Elementos para armar 

 hilo pabilo 2 rollos 
hojas 6 kg tomar en cuenta que a veces se rompen 
caldo c/n 

Ingredientes caldo vegetal 

Zanahoria 150 g 
celery 100 g 
cebolla 150 g 
perejil 100 g 
ajoporro 100 g 
tomate 300 g 
tomillo 10 g 
laurel 10 g 

Preparación 

Primer día. Cortar, quitar la vena y limpiar las hojas, preparar el caldo vegetal 
Segundo día. Elaboración del guiso y armado de las hallacas. 

Caldo 

 Colocar los ingredientes del caldo en aproximadamente 10 litros de agua y dejar cocinar durante tres horas a fuego muy bajo, procurando apenas un hervor. Dejar enfriar y colar en un tamiz fino. Caldo, suele sobrar los cual es positivo pues puede utilizarlo para preparar sopas, salsas o cremas.  

Guiso 

Cortar en brunoise (trozos pequeñitos): cebolla, ajoporro, cebollín, ajo, pimentón, ají dulce. Marchitar en aceite (sin dejar dorar) la cebolla, ajoporro, cebollín y el ajo. Incorporar pimentón y ají dulce y seguir marchitando. En esta fase suele ser necesario bañar con algo de caldo para evitar que se dore.

Incorporar encurtidos picados, papelón rallado, vino y especias, dejar formar un guiso. Salpimentar.

Dejar cocinar aproximadamente 40 minutos, bañando con caldo vegetal 

Quitar la piel y cortar en cubos de 1,5 cm x 1 c, la berenjena. Sumergir los cubos en dos litros de agua salada en los cuales se ha disuelto ¼ de taza de sal. Tapar con un peso para evitar que entre aire. Dejar desamargar hora y media. Mientras tanto cocinar en agua salada las mazorcas de maíz y al enfriar desgranarlas 

Cortar los calabacines sin quitarle la piel, en cubos de 1 cm x 1 cm. 

Al desamargar la berenjena, lavarla y exprimirla e incorporarla al sofrito. Dejar cocinar 15 minutos e incorporar el calabacín y granos de maíz. cocinar 5 minutos, rectificar sabores, retirar del fuego y pasar a una bandeja para dejar enfriar bien. 


Vegetales 

El resto de los vegetales se trabaja por separado, blanqueándolos, lo que implica cocinarlos en abundante agua salada, hasta el punto que su color se intensifique y luego pasarlos a un baño de María invertido ( baño de agua con hielo ) para detener la cocción 

Las vainitas se cocinan enteras un tiempo aproximado de 6 minutos y luego de detener cocción se cortan en diagonal en trozos de 0,7 cm, descartando las puntas y bases. Las zanahorias se cortan es bastones de 4 cm x 1,5 cm y se blanquean tres minutos. El Coliflor se cocina la inflorescencia entera 5 minutos y luego de blanqueada se desgaja en pequeños ramilletes Las acelgas o espinacas se cocina 2 minutos, solo la hoja, el tallo puede usarse ese día tempurizados para disfrutarlos mientras se cocina y no tener que desecharlos. Luego la hoja se corta en trozos grandes. Las papas se cocinan 15 minutos o menos, que queden al dente, luego se pelan y cortan en cubos de 1,5cm x 1,5 cm. 

Adornos 

Cortar las cebollas en aros 

Asar el pimentón directamente sobre el fuego, dándole vueltas hasta que esté negro por todos lados. Colocarlo en una bolsa de plástico, y luego bajo el chorro de agua, pelar. Cortar en tiras delgadas.

Lavar las alcaparras y aceitunas y secarlas 

Cortar los encurtidos. 

Colocar en tazones separados cada uno de los ingredientes de los adornos. 

Masa 

Diluir el papelón en agua 
Cocinar el onoto en el aceite, pero sin dejar hervir pues se amarga. Colarlo. 

Para preparar la masa, primero se agrega suficiente caldo para cubrir la harina y se deja hidratar 20 minutos. Luego se va amasando incorporando alternadamente aceite onotado, caldo, papelón y sal al gusto. Acá es necesario acotar, que la masa queda ligeramente dulce, si no es de su agrado así, puede ponerle menos papelón. Similar observación para el aceite onotado, alguna personas les gusta la hallaca amarillo intenso otras pálido, en éste último caso, si pone poco aceite onotado, debe ver si es necesario agregar mantequilla o mas aceite para que la masa quede untuosa. La masa debe quedar bien amasada. 

Formar bolitas de 65 a 70 g y mantenerlas cubiertas con paño húmedo. 

Armado 

Untar las hojas con aceite onotado, fijándose que sea por el lado donde las nervaduras se notan menos. Estirar una bola por cada trozo de hoja. 

Colocar en el centro una porción de guiso. 

 Colocar en cada hallaca, tres bastones de zanahoria, 3 florecitas de coliflor, unas 8 rueditas de vainita, dos a tres trozos de papa y un poquito de acelga. Procurar que cada vegetal ocupe su propio espacio en la preparación. 

Adornar con dos aceitunas, 4 pasitas, dos alcaparras y dos aros de cebolla. 

Doblar y armar la hallaca, a la manera tradicional, poniéndola hoja doble y una faja. Amarrar.

Cocinar en agua salada hirviendo, durante 45 minutos. A esa agua en bueno colocarle algo de aceite para que la hoja de la hallaca luego de enfriar no se reseque y también es bueno “tapar “la olla con trozos de hoja de plátano. 

Al transcurrir los 45 minutos, sacar con cuidado y utilizando pinzas, una a una, las hallacas. Colocarlas en algún recipiente tipo cesta, bien paradas, unas con otras para dejarlas escurrir. 

Tips 

No. 1 Conservación. Una vez frías, las hallacas pueden refrigerarse. 

 No. 2 Guiso. El guiso suele ir soltando agua, debido al que calabacín se cocina por poco tiempo, es importantísimo ir escurriendo, para que esa agua no vaya al armado de la hallaca y la estropee. 

 No.3 Reciclaje de vegetales. Si sobran vegetales puede usarlos bien para decorar la hallaca cuando la sirva o si también sobra algo de guiso y masa, como suele ocurrir puede elaborar unos deliciosos bollitos.

Fuente: Esnobgourmet

29 noviembre 2016

Cuello a 4 trenzas

Les comparto esta belleza que encontré, cuello a 4 trenzas, sencillamente me encanta

01 octubre 2016

Quesos elaborados en casa

QUESO CASERO

Ingredientes:

1 galon de leche entera
 10 tapitas de vinagre de manzana
2 limones
Sal

 Procedimiento:
Pones a hervir la leche, ya que empieza a hervir la retiras del fuego, le pones 10 tapitas de vinagre de manzana y el jugo de los 2 limones.Dejar reposar por 1 hora y media, Eso es para que cuaje, después lo cuelas para separar del suero, lo escurres bien y le pones sal a tu gusto , lo colocas en un molde y lo metes 15 minutos al congelador, luego lo sacas, desmoldas y lo metes al refrigerador a que termine de endurecer y listo.


QUESO PANELA

 Ingredientes:
 5 litros de leche
1 cucharada de gotas de cuajo o seguir las instrucciones de la botella
Sal al gusto

 Preparación:
 La leche con la sal al gusto, se tibia en una cacerola grande, no debe calentarse mucho; se le añade el cuajo y se deja reposar durante 30 minutos o hasta que cuaje.
Ya cuajada se le hacen unos cortes con un cuchillo, cortando cuadros grandes, y se escurre el suero que en una coladera forrada con manta de cielo o en un canasto mediano presionando con la palma de la mano para darle forma.
Se deja escurrir aproximadamente una hora.

Nota: Del suero que se escurre, de ahí sale el requesón, coloca el suero en una cacerola y ponlo a fuego lento, sin dejar que hierva. De pronto notará que se le va formando como una nata espesa, ese es el requesón; entonces, se cuela en una manta de cielo, exprimiendo para que quede en su punto.


QUESO ASADERO
 Ingredientes:
 2 litros de leche agria.
2 litros de leche fresca.
 1/2 pastilla de cuajar, disuelta en una cucharada de agua tibia y sal.

 Preparación:
Se mezclan la leche fresca y la agria, se ponen al fuego; cuando está tibio se retira y se le agrega la pastilla disuelta en el agua.
Se deja reposar hasta que cuaja; entonces, se vuelve a poner al fuego hasta que entibie de nuevo, sin para de mover con una cuchara.
El movimiento debe ser de abajo hacia arriba, como envolviendo la cuajada con el suero que va soltando. Se aparta del fuego, se escurre bien para sacarle el suero con una gasa o tela fina, y a esta cuajada se le agrega la sal necesaria y se vuelve a poner al fuego, sin dejar de mover hasta que suelte el suero que pueda tener aún. Se vacía en un recipiente plano para formar una plancha.
Se mojan las manos en agua fría para formar las tiras y formar las trenzas.


QUESO FRESCO 

 Ingredientes
1 litro de leche pasteurizada, como la que compras en el mercado. 
Elige las que vienen en sachet (bolsa) o botella, no las de caja ni las larga vida, pues no cuajará el queso. 
También, ten listo 45 ml de jugo fresco de limón bien filtrado, y una pizca de sal, además de los sabores que quieras agregar a tu propio queso fresco: ají seco, orégano, pimienta o lo que quieras. 
Para lograr una textura mucho más cremosa, puedes agregar 100 ml de yogur natural sin endulzar, y dos cucharadas de nata (crema de leche). 

 Preparación
En una olla espaciosa de acero inoxidable, agrega la leche y ponla a fuego bajo, revolviendo suavemente hasta calentar. 
Cuando se formen unas burbujas pequeñitas a los bordes, retira del calor, coloca la tapa o un paño por encima, y deja reposar unos 20 minutos. 
Pasado este tiempo, agrega el jugo de limón bien filtrado, además de la nata y el yogur si así prefieres. 
Revuelve muy suavemente, para integrar sin incorporar aire, y deja reposar por 10 minutos más.
Luego, pones la olla a fuego medio y calienta hasta que notes que la leche comienza a "cortarse", es decir, a hacer grumos de cuajada que se separan del suero líquido. 
En este punto añade la sal, revolviendo bien. 
El siguiente paso es colar: retira el suero en la mayor cantidad posible con una cuchara, y luego puedes verter toda la mezcla en un colador con gasa o tela de quesos, suspendido sobre un contenedor para recolectar el suero que drena. 
Agrega en este punto los sabores especiales que quieras, añádelos al momento de dar la forma. 
Una vez que se haya escurrido todo el suero y tengas una pasta cremosa pero más compacta, amásala muy poco para darle la forma que quieras a tu queso. 
Por ejemplo, puedes hacer un largo tubo que hagas rodar por sobre las especias, creando una cobertura exterior muy sabrosa. 
Luego, coloca en un contenedor plástico de cierre hermético hasta el momento de consumo, siempre dentro del refrigerador para consumir tu queso fresco.

Fuente: Recetas deliciosas

23 septiembre 2016

Recetas con escarola

Tengo cosecha de escarola asi que me he puesto a recopilar recetas y les comparto todo lo que he encontrado.


Buñuelos de escarola


Los buñuelos de escarola son una típica y deliciosa receta de procedencia menorquina que se preparaba antiguamente para aprovechar las hojas más viejas de la escarola y de otras verduras y que hoy en día se prepara como aperitivo o como primer plato gracias a su exquisito sabor y originalidad

Ingredientes
Escarola: 1 grande
Ajo: 1 diente grande
Perejil: 1 ramillete
Sal: 1 cucharada
Levadura en polvo: 1 sobre
Harina: 2 tazas
Leche: 1 vaso
Aceite para freír: 2 tazas
huevo: 1 fresco

Preparación
En primer lugar se llena una olla con dos dedos de agua y se lleva a la ebullición
Cuando el agua arranca el hervor se le pone la escarola previamente limpia y troceada y se deja cocer durante 2 minutos
Una vez bien escaldada la escarola se retira del fuego y se pone en un escurridor para que quede bien escurrido
Mientras la escarola se escurre se pela el diente de ajo y se trocea bien pequeñito y a continuación se hace lo mismo con el perejil
En un bol a parte se mezclan el ajo y el perejil con la escarola previamente bien escurrida y troceada
Una vez mezclados se añade la sal, el huevo previamente batido y un chorrito de leche y se mezcla nuevamente
A continuación se agregan poco a poco la harina y la levadura a la vez que se va mezclando con una espátula de madera, hasta que la masa quede homogénea y cremosa
Si al mezclar se comprueba que la masa es demasiado espesa se agrega un poco de leche y se remueve hasta obtener una masa bien fina y cremosa
Cuando la masa ya esta lista se pone un poco de aceite en una sartén y se lleva al fuego
Cuando el aceite está bien caliente se va echando, poco a poco y con la ayuda de una cucharita, pequeñas cantidades de masa al aceite y se dejan freír hasta que queden bien doraditos
Cuando ya están bien dorados se sacan los buñuelos y se ponen en un plato con una servilleta de papel para que absorbe los excesos de aceite
Es importante servir y comer inmediatamente los buñuelos ya que al enfriarse se ablandan mucho

Crema de escarola

Con las hojas exteriores y mas duras, también se pueden utilizar las hojas exteriores de otras hortalizas, como el puerro, concha de calabaza (solo de cultivo orgánico). 
Cocer todas esas hortalizas, se salpimenta a gusto.
Cuando ya está suficientemente cocida, se pasa por el colador chino

Servir 

Crema de escarola con dados de queso curado

Ingredientes:
1 cebolla en trozos. 
1 zanahoria pelada en 2-3 trozos. 
50 gr de aceite de oliva. 
6-8 hojas de escarola limpias y troceadas. 
1 patata en trozos. 
500 gr de agua. 
1 pastilla de caldo de verduras. 
Pimienta molida. 
Tacos de queso curado. 

Preparación
Pon la cebolla y la zanahoria en el vaso y trocea 3 segundos en velocidad 4. 
Añade el aceite, la escarola y la patata y rehoga 5 minutos, varoma, velocidad 1. 
Incorpora el agua y la pastilla de caldo y programa 25 minutos, 100º, velocidad 2. 
Espera unos minutos a que baje la temperatura y tritura a velocidad 5-7-10. 
Vierte la crema en cuencos individuales o platos hondos y espolvorea con un poco de pimienta. 
Coloca los dados de queso curado y sirve de inmediato. 

Croquetas de escarola



INGREDIENTES
 - 1/2 Escarola
- 2 Huevos
- 6 cucharadas soperas de harina
- 1 Diente de ajo
- 1 Sobre levadura royal
- Sal
- Colorante

MODO DE ELABORACIÓN
 1º Cortar la Escarola muy fina y el ajo también muy picado, ponerlo en un cuento.
 2º Batir los huevos como para tortilla, agregarlo a la escalora.
 3º Añadir la levadura, la sal y el colorante y mezclará bien.
 4º Incorporar harina poco a poco mientras lo vamos mezclando con ayuda de una cuchara (la mezcla tiene que quedar que se pueda coger con una cuchara, que no este muy espesa.
 5º Poner una sartén al fuego con aceite abundante y cuando este caliente depositar cucharadas de esta masa en la sartén y freír, dando la vuelta a las mismas.

Retirarlas y poner sobre un papel absorbente.

Flan de escarola


Ingredientes:
escarola
puntas de espárragos jamón serrano
huevo
nata
mantequilla
aceite
sal
pimienta negra
albahaca

Elaboración:
Primero rehogamos la escarola, limpia y troceada, en una sartén con un poquito de aceite y un trocito de mantequilla.
Se añaden unas puntas de espárrago y se deja hacer.
Después se retira del fuego, se pasa por un pasapurés.
Vuelve a calentar el puré en la sartén hasta que coja consistencia y se retira del fuego.
Deja entibiar la mezcla de escarola y espárragos.
Pásala al vaso de la batidora, añade nata líquida (unos 200 ml.) y un huevo batido.
Agrega un poco de sal, pimienta negra y albahaca.
Bate con la batidora.
Coge unas lonchas de jamón serrano, haz un rollo y córtalas en juliana en taquitos.
Friélos en una sartén a parte para que queden bien crujientes.
En un recipiente apto para microondas pon en la base primero el jamón salteado y después la crema.
Mete al microondas y deja hacer el flan, revisándolo cada dos minutos hasta que veas que está bien hecho.
Después sácalo y desmóldalo en un plato.

Consejo
Este flan es muy ligero, ideal para dietas de adelgazamiento ya que se hace al microondas y la escarola tiene un bajo contenido energético.


Fusilli con escarola y tocino vegetariano

Ingredientes:
350 gramos de fusilli
Una gran cabeza de escarola, lavada, limpia y cortada como para ensalada
2 cucharaditas de aceite de oliva
150 gramos de tocineta vegetariana finamente picada
3 dientes de ajo medianos, finamente picados
Pimienta recién molida
Queso parmesano rallado, para servir

Preparación:
Prepare la pasta según las instrucciones del paquete. Escúrrala.
Mientras tanto, ponga una olla grande de agua salada a hervir a fuego alto.
Añada la escarola y cocine por no más de 30 segundos (sólo para marchitar las hojas).
Escurra y elimine el exceso de agua.
Caliente el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto.
Agregue la tocineta vegetariana, reduzca el fuego a medio y cocine de 3 a 4 minutos, hasta que la tocineta comience a dorarse. 
Reduzca el fuego a medio-bajo y agregue el ajo.
Cocine por 4-5 minutos, hasta que el ajo esté suave.
Aumente el fuego a medio, añada la escarola y pimienta al gusto, utilizando pinzas para incorporar los ingredientes. 
Cocine por 2 a 3 minutos, mezclando de vez en cuando.
 Agregue la pasta cocida a la olla.
Rectifique la sazón si es necesario.
Sirva caliente.
Si lo desea, espolvoree queso parmesano rallado.
Rinde 6 porciones. Por porción: 260 calorías, 14 g de proteína, 45 g de carbohidratos, 4 gr de grasa (1 gr de grasa saturada), 15 mg de colesterol, 1 gr de azúcar, 4 gr de fibra, 180 mg de sodio.

Tortilla de escarola

Ingredientes:
-Hojas verdes de la escarola (blancas si las reservamos para ensalada)
-3 huevos (según veamos)
-Cebolla
-Sal
-Aceite

Preparación:
Cogemos las hojas verdes de la escarola, las lavamos con abundante agua, las escurrimos y, finalmente, troceamos.
Picamos media cebolla y vertemos en una sartén la cantidad suficiente de aceite como para que cubra el fondo; una vez caliente pochamos la cebolla y cuando esté casi transparente, echamos la escarola troceada rehogando hasta que quede blandita como si fuera espinaca.
Ponemos un poquito de sal y damos vueltas.
 Batimos los huevos y añadimos la escarola rehogada.
Probamos y, si hiciera falta, corregimos el punto de sal.
 En la misma sartén echamos la mezcla para cuajar la tortilla por ambas caras... ¡y a disfrutar!


19 septiembre 2016

Caducidad de los alimentos


En muchas ocasiones los consumidores desechan aquellos alimentos que ya están vencidos, pero la realidad es que existen varios que simplemente nunca caducan ¿lo sabías? 

Mitos sobre los alimentos congelados 

Para que dejes de desperdiciarlos te presentamos aquellos que sin importar que tengan una fecha de vencimiento nunca se dañan: 

Miel. Es uno de los edulcorantes más saludables que existen. Cuando pasa su fecha de vencimiento, su color cambia y empieza a cristalizarse además que va perdiendo sus propiedades. Sin embargo, esto no presenta ningún problema para nuestra salud. 

Arroz. El arroz blanco, el salvaje, el basmati, el arborio o el jazmín pueden durar muchos años si se almacenan en un recipiente hermético. No obstante, el arroz integral no funciona de la misma manera porque su alto contenido en aceite lo pone rancio. 

Vinagre blanco. Increíblemente, se mantendrán en buen estado para siempre, por lo que no existe ningún problema al utilizarlo para los aliños, los marinados o ¿por qué no? para limpiar. 

Extracto de vainilla puro. El alcohol lo mantendrá en perfecto estado, siempre y cuando se guarde correctamente. En cambio, la vainilla de imitación sí se daña después de su fecha de vencimiento. 

Pimentón. Esta especie se puede consumir mucho después de su fecha de caducidad, esto ocurre debido a la pérdida de las propiedades que le dan el olor, el color, y su sabor. Al ser un producto sin humedad no afecta al organismo al consumirlo vencido. 

Café instantáneo. Para que viva eternamente solo tienes que guardarlo en el congelador, así se mantendrá en buen estado. 

Métodos naturales para conservar los alimentos

Harina de maíz. Una vez vencidos tienen que refrigerarse en un lugar fresco, seco y herméticamente cerrado. Así no se dañará.

Sal. Las bolsas de sal pueden durar muchos años después de su fecha de expiración al guardarse en un lugar seco. La sal de mesa, kosher o marina son las únicas que no se dañan. 

Azúcar. Nunca se daña sin importar del paso de los años, debido que el azúcar impide el crecimiento bacteriano. Eso sí, se tiene que almacenar en un recipiente hermético para protegerlo. 

Licores fuertes. Las bebidas destiladas se tienen que refrigerar en un lugar fresco y protegido de la luz solar, así durarán por años. Con el paso del tiempo es posible que pierda un poco de su aroma. 

Canela. En realidad la canela no tiene una fecha de vencimiento, pero con el paso del tiempo puede ir perdiendo su aroma. 

Aceite. Para que el aceite dure mucho más tiempo tiene que almacenarse en un lugar alejado de la luz solar, de esta forma no afectará sus propiedades. Al pasar su fecha de vencimiento el sabor tal vez se vuelva rancio, pero no es ningún riesgo para la salud.  

Por: Yessica Mardelli de Eme de Mujer USA
 Imagen: Archivo Eme

28 junio 2016

Abono orgánico rico en nitrógeno

En este vídeo, muestro como podemos hacer Purin de Gallinaza, es un purin muy rico en nitrógeno, que usaremos en la huerta orgánica, para regar las plantas.
 

27 junio 2016

Albóndigas de Calabacín

Nada tienen que envidiar a las de carne

(3 personas) 
 Ingredientes: 
- 600 g de calabacín (zapatito italiano, zucchini etc) 
- 30 g de queso parmesano rallado 
- 140 g de pan rallado 
 - 3 hojas de albahaca picada 
- 2 cucharadas de aceite de oliva 
 - 1 huevo 
 - 2 tazas de salsa de tomate 
 - 1 diente de ajo 
 - Sal y pimienta a gusto 

Precalienta el horno a 190ºC. 
Lava el calabacín y rállalo de manera fina con un rallador. 
En una sartén calienta 1 cucharada de aceite de oliva y añade el calabacín rallado. Cocina durante algunos minutos para que se evapore el exceso de agua, y después cuélalo para drenarlo bien. 
En un bol mezcla el calabacín con el pan rallado, el queso parmesano, la albahaca, el huevo, la sal y la pimienta. Con las palmas de tus manos forma pequeñas bolitas del tamaña de un bocado, ponlas en una bandeja para hornear previamente enmantequillada y cocina entre 20 a 25 minutos. 
Para la salsa, en una sartén suda el ajo con 1 cucharada de aceite de oliva. Pon el fuego al mínimo y con mucho cuidado agrega la salsa de tomate (es muy probable que salpique). Mezcla e incorpora las albondigas, cocina durante 3 minutos y sirve.

Fuente: Sabores

*El rincón de las Manualidades de Siry* © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO